PRINCIPIOS MUTUALISTAS

Son asociaciones mutuales las constituidas sin fines de lucro por personas inspiradas en la solidaridad, con el objeto de brindarse ayuda recíproca frente a riesgos eventuales o de concurrir a su bienestar material y espiritual mediante una contribución periódica.
ADHESIÓN VOLUNTARIA:
En la permanencia, el ingreso y el egreso. No se concibe la obligatoriedad. La voluntariedad es la esencia de las mutuales.
ORGANIZACIÓN DEMOCRÁTICA:
Las mutuales deben ser administradas por personas elegidas o designadas democráticamente por sus asociados y ser responsables ante estos.
NEUTRALIDAD INSTITUCIONAL:
Este principio se basa en admitir a todas las personas sin distinción de orden político, religioso, ideológico, racial ni gremial, con la salvedad de representar un perjuicio para la institución.
CONTRIBUCIÓN ACORDE CON LOS BENEFICIOS A RECIBIR:
Este principio es fundamental. No debe confundirse a las mutuales con entidades benéficas. Básicamente la mutual se crea para prestar servicios a sus asociados y logrando que económicamente se tienda a que el precio del servicio equivalga a su costo y este deba ser soportado exactamente en la proporción que se utilicen los servicios.
CAPITALIZACIÓN SOCIAL DE LOS EXCEDENTES:
Teniendo en cuenta que la situación de que el costo exacto del servicio es muy difícil de calcular en la práctica, por lo cual es frecuente que al cierre del ejercicio resulte un sobrante, es fundamental que se capitalice para mejorar o ampliar servicios. Debe quedar claro que la mutual no persigue la búsqueda de superávit y de resultar excedentes debe ser aplicado al crecimiento de la entidad. Por el contrario si el ejercicio arroja déficit o quebranto, deberá afectarse el capital social o bien resolver la necesidad de nuevas contribuciones o en último caso proceder a su disolución o liquidación.
EDUCACIÓN Y CAPACITACIÓN SOCIAL Y MUTUAL:
La educación es el principio que hace posible la observancia y aplicación efectiva de los otros. Este principio marca la necesidad de educar y capacitar a sus integrantes, tanto asociados, empleados, comunidad y funcionarios del Estado, procurando inculcar las bondades que presenta el sistema mutualista.
INTEGRACIÓN PARA EL DESARROLLO:
Es otro de los principios que debe aplicarse continuamente. Para servir mejor a los intereses de sus asociados, las mutuales deben unirse a nivel local, nacional e internacional.